Fuente: TYS Magazine


Foto: TYS Magazine

Los 12 Principios del Urbanismo Sostenible fueron desarrollados en la Carta de Friburgo. Por José Taboada

 Licenciado en Geografía, Postgrado en Ordenación y Desarrollo Territorial (USC) y Master de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa (USC).

La Carta de Friburgo fue desarrollada en asociación con la ciudad de Friburgo, en reconocimiento del premio de la Academy’s European City en el año 2010. La ciudad es un excelente ejemplo de urbanismo sostenible de los cuales se extrajeron estos  12 principios. Esta ciudad  ganó el Premio Mundial del Hábitat en 2013.

Prof. Wulf Daseking, quien como Jefe de Planificación y Desarrollo en Freiburg ha supervisado sus cambios durante más de 25 años, ya que ha sido elegido como el segundo Académico Honorario de la Academia.

Antes de discutir los  12 principios, la Carta comienza por citar nueve objetivos que deben estar a la vanguardia de todos los proyectos de desarrollo responsable:

  1. la conservación de la identidad, el fortalecimiento de la vecindad y el fomento de la diversidad cultural y la singularidad;
  2. la expansión del transporte público y su interconexión con las obras existentes y nuevas;
  3. el uso racional de los recursos, minimizando la tierra adicional ocupada, y el fomento de una densidad urbana moderada;
  4. la salvaguardia y la interconexión de espacios verdes con altos estándares de calidad y fomentar la conservación de los espacios públicos;
  5. garantizar la armonía social y el avance de la interacción social y funcional;
  6. preservar puestos de trabajo existentes y crear  otros nuevos e innovadores;
  7. avanzar en la cultura del discurso;
  8. creación de asociaciones a largo plazo entre la comunidad y los sectores públicos y privados;
  9. participación en los procesos de aprendizaje permanente, ver la vida urbana en su contexto más amplio.

Los autores de la Carta añaden que es importante para asegurar la pronta participación de los ciudadanos con el diálogo para promover un cambio sostenible positivo.

Siguiendo los anteriores objetivos se establecieron 12 principios que se agrupan  en tres categorías:

Espacial:

1. Diversidad, seguridad y tolerancia.  Fomentar sociedades complejas y diversas dentro de barrios funcionales, con la provisión de puestos de trabajo adecuados para todos los sectores de la población.

2. Ciudad de barrios, incluido el gobierno descentralizado y la protección de la identidad de la ciudad

3. Ciudad de cortas distancias, con acceso a todas las redes de infraestructuras  a pie o en bicicleta.

4. El transporte público y densidad. El transporte público debe estar estrechamente integrada con la visión del diseño urbano y, como principio general, siempre se debe dar prioridad sobre el tráfico de automóviles,

Contenido:

5. La educación, la ciencia y la cultura. Las escuelas y universidades, centros de investigación e instituciones culturales tienen un impacto significativo sobre el atractivo y la calidad de una ciudad.
6. La industria y el empleo. La tarea más importante para el futuro es la conservación del empleo actual y el desarrollo de empresas pioneras e innovadoras. Para lograr esto, hay que aprovechar plenamente en cada oportunidad que permite a la ciudad para mantener los empleos existentes, por un lado, y desarrollar otros nuevos, por el otro.
7. Naturaleza y medio ambiente. La conservación de la diversidad biológica, el uso racional de los recursos en beneficio de las futuras generaciones y la protección de un medio ambiente saludable y habitable son objetivos clave para el desarrollo urbano.
8. La calidad del diseño, especialmente para espacios públicos. La mayoría de las decisiones de planificación dan forma a la apariencia de la ciudad para las futuras generaciones. Por tanto, estas decisiones deben apoyar y mejorar el carácter de la ciudad mediante la promoción de las más altas cualidades de diseño.

Proceso:

9. Visión a largo plazo. Consiste en una planificación y un desarrollo urbano que debe seguir una visión unificadora e integrar  proyectos antiguos y con una orientación clara al futuro (a largo plazo).
10. La comunicación y la participación de todos los niveles y sectores de la sociedad.  Las comunidades deben trabajar continuamente en su visión colectiva de la ciudad a través del discurso público que se manifiesta en espacios públicos y en la cultura de la ciudad.
11. La fiabilidad, la obligación y la equidad, para construir la confianza y el consenso. Un concepto en toda la ciudad, con los principios de consenso, crea el ambiente adecuado en el que todos los participantes en el desarrollo urbano pueden actuar con los mismos derechos.
12. Cooperación y asociación, con el apoyo financiero para proyectos e incentivos para  posibles inversores, además de promover proyectos ejemplares.

Fuente: http://www.academyofurbanism.org.uk/freiburg-charter/

Autor: Jose Taboada