Fuente: Colegio de Sociólogos del Perú

La imagen puede contener: texto

 

PRONUNCIAMIENTO DEL COLEGIO DE SOCIÓLOGOS DEL PERÚ SOBRE EL PROCESO ELECTORAL DE ENERO 2020

El cierre del Congreso de la República (2019), representa un hito para la conformación de un clima político favorable hacia la gobernabilidad del país. El rol de los movimientos sociales ha sido determinante para su impulso y legitimidad. Por la trascendencia de la coyuntura, la participación ciudadana y la vigilancia social debieran ser continuas y constantes y extenderse al actual proceso electoral de representantes del Congreso de la República 2020, a realizarse el domingo 26 de enero.

Durante las últimas semanas, la agenda electoral ha versado sobre las sentencias y denuncias de los probables congresistas, el acento en las desigualdades sociales (discriminación) y el planteamiento de alternativas inverosímiles. En tal sentido, comprendiendo que el proceso electoral para elegir congresistas de la República es una oportunidad para esclarecer temas de interés público y buscar una mejor representación política de los intereses populares, desde el Colegio de Sociólogos del Perú, queremos llamar la atención sobre lo siguiente:

a) El alto número de probables congresistas con sentencias y denuncias: Son 234 candidatos, a nivel nacional, que tienen sentencias y de ese total, el 57% tiene sentencias o fallos por casos penales. De tal forma, se insta a dichos candidatos a esclarecer y afrontar las denuncias en su contra y no ampararse en figuras legales dilatorias para esperar silenciosamente ser elegidos y servirse de la “inmunidad parlamentaria”.

b) La agudización de las desigualdades sociales por el afán mediático: Nuestra identidad nacional se afirma en nuestra diversidad cultural, racial y étnica y nos proyectamos al mundo con distintos y diversos colores, sabores, visiones y sentimientos. Por ende, es necesario desterrar conductas y prácticas insanas de discriminación, debido a que su “normalización” a través de la burla y la cotidianeidad agudizan la fragmentación social y la desigualdad social. Por tal motivo, se insta a evitar y condenar actos de discriminación de carácter racial, religioso, de género, étnico y cultural. Es necesario señalar que las diferencias políticas o ideológicas no tienen por qué desencadenar prácticas y conductas insanas que dinamiten la construcción de un Perú cohesionado y solidario al 2021.

c) La demagogia e inverosimilitud de contenidos y propuestas electorales: Es necesario impedir que el cinismo se convierta en una estrategia válida para realizar política electoral en el Perú. Hoy vemos candidaturas que con su obstruccionismo y el aval que dieron a la corrupción originaron los problemas de ingobernabilidad recientes y que, sin embargo, vuelven a presentarse para hacer lo mismo, en el mismo grupo o en otro grupo político. Por tal razón, se insta a los candidatos y candidatas a difundir los argumentos, métodos y acciones que sustentan sus “ofertas” electorales. El pueblo peruano viene forjando su espíritu crítico y definirá su preferencia si comprende y acepta las ideas.

A los ciudadanos y las ciudadanas les invitamos a participar activamente en el proceso con sus opiniones, con vigilancia sobre la probidad y la trayectoria de quienes aspiran a representarnos, y a ejercer un voto informado y reflexivo que no se deje impactar por mensajes efectistas, negativistas y de medias verdades.

Por último, debemos recordar que el Congreso de la República no tiene nuevamente que convertirse en un espacio de absoluta disputa sino en un hemiciclo en el que también se formen consensos que interesen al país. Por tal razón, se insta a deponer las prácticas insanas de confrontar en todo momento reemplazándolas por el debate de ideas y visiones del país, que lleven a futuros acuerdos, con las miras puestas en el bicentenario de la República.

Consejo Directivo del Colegio de Sociólogos del Perú

12 de Enero de 2020

 

Acceda a la fuente original aquí