Fuente: La Mula

El magistrado podría ser separado del caso a pocos días de dictar sentencia sobre el pedido de prisión preventiva contra la lideresa de Fuerza Popular.

Resultado de imagen para Víctor Zuñiga
Foto: Víctor Zuñiga. Poder Judicial

Se lo quieren bajar. La Segunda Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia Especializada admitió la casación presentada para apartar al juez Víctor Zúñiga Urday del caso Keiko Fujimori. El abogado de Fuerza Popular, Juan Alarcón Caycho, afirmó que dicha medida se justifica “en motivos graves que afectan la imparcialidad del magistrado recusado y la extensión de la recusación”.

A finales del año pasado el mismo tribunal rechazó un pedido de recusación contra el magistrado Zúñiga Urday; sin embargo, en esta ocasión la sala del Poder Judicial decidió “conceder el recurso de casación interpuesto por la defensa técnica del Partido Político Fuerza Popular“.

Esto quiere decir que ahora será la Corte Suprema de Justicia, presidida por César San Martín, la que evalúe el pedido para retirar al juez Zúñiga. En ese sentido, también se dispone elevar los documentos a la instancia suprema y notificar debidamente a Víctor Zúñiga, quien informó que el próximo martes 28 de enero emitirá su decisión sobre el pedido fiscal de prisión preventiva en contra de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

El fiscal José Domigno Pérez cambió su requerimiento de 36 meses de prisión preventiva contra la excandidata presidencial durante la audiencia de este jueves. El miembro del Equipo Especial Lava Jato pidió variar el plazo de esta medida restrictiva solicitada por el Ministerio Público a 18 meses y dos días, considerando el tiempo que estuvo recluida hasta antes de que el Tribunal Constitucional (TC) aprobara por mayoría el hábeas corpus que permitió su liberación en noviembre del año pasado.

Pérez explicó ante el juez de investigación preparatoria Víctor Zúñiga Urday que el plazo mencionado es adecuado al tiempo que se demorará para culminar la investigación y el juicio próximo en contra de la lideresa de Fuerza Popular.

“(El pedido de prisión preventiva es por) 18 meses y dos días […] Nos encontramos sustentando el presente requerimiento por lo cual tenemos que observar el plazo de prisión de 12 meses con 29 días antes indicado (que ya cumplió Keiko Fujimori)”, señaló el fiscal.

Estimó que en un plazo de dos meses debe estar concluyendo la etapa de investigación preparatoria, ya que la fiscalía busca llegar lo antes posible a la etapa de acusación formal por considerar que hay un algo “peligrosismo procesal”. Según calculó del fiscal, serían cinco meses de etapa intermedia de evaluación de la denuncia una vez formalizada, y la etapa de juzgamiento que podría llegar a ser de 9 meses.

(Foto de cabecera: Poder Judicial)

 

Acceda a la fuente original aquí