Una semana turbia, una semana en la que se volvió a ridiculizar, criminalizar y menospreciar la lucha de las mujeres, su movimiento en el que exigen la caída de un sistema que genera violadores, misóginos, machos y por demás adjetivos que terminan con la vida de las mujeres, siendo nuestro país uno de los más…

a través de Machismo amarillista — Semanario Autónomo