Fuente: Bloghemia

El construccionismo social es la teoría de que las personas desarrollan el conocimiento del mundo en un contexto social, y que gran parte de lo que percibimos como realidad depende de suposiciones compartidas.

Imagen: Bloghemia

Desde una perspectiva social construccionista, muchas cosas que damos por sentado y creemos que son una realidad objetiva en realidad se construyen socialmente y, por lo tanto, pueden cambiar a medida que la sociedad cambia.

La teoría del construccionismo social establece que el significado y el conocimiento se crean socialmente.

Los construccionistas sociales creen que las cosas que generalmente se consideran naturales o normales en la sociedad, como la comprensión del género, la raza, la clase y la discapacidad, se construyen socialmente y, en consecuencia, no son un reflejo preciso de la realidad.

Las construcciones sociales a menudo se crean dentro de instituciones y culturas específicas y cobran importancia en ciertos períodos históricos. La dependencia de las construcciones sociales de las condiciones históricas, políticas y económicas puede llevarlos a evolucionar y cambiar.

Orígenes


La teoría del construccionismo social se introdujo en el libro de 1966 La construcción social de la realidad, de los sociólogos Peter L. Berger y Thomas Luckman.

Las ideas de Berger y Luckman se inspiraron en varios pensadores, incluidos Karl Marx, Emile Durkheim y George Herbert Mead. En particular, la teoría del interaccionismo simbólico de Mead, que sugiere que la interacción social es responsable de la construcción de la identidad, fue muy influyente.

A fines de la década de 1960, tres movimientos intelectuales separados se unieron para formar la base del construccionismo social. El primero fue un movimiento ideológico que cuestionó las realidades sociales y puso de relieve la agenda política detrás de tales realidades. El segundo fue un impulso literario / retórico para deconstruir el lenguaje y la forma en que impacta nuestro conocimiento de la realidad. Y el tercero fue una crítica de la práctica científica, dirigida por Thomas Kuhn, quien argumentó que los hallazgos científicos están influenciados y, por lo tanto, son representativos de las comunidades específicas donde se producen, en lugar de la realidad objetiva.

La teoría del construccionismo social afirma que todo significado es creado socialmente. Las construcciones sociales pueden estar tan arraigadas que se sienten naturales, pero no lo son. En cambio, son una invención de una sociedad determinada y, por lo tanto, no reflejan con precisión la realidad. Los construccionistas sociales suelen estar de acuerdo en tres puntos clave:

El conocimiento se construye socialmente

Los construccionistas sociales creen que el conocimiento surge de las relaciones humanas. Por lo tanto, lo que consideramos verdadero y objetivo es el resultado de procesos sociales que tienen lugar en contextos históricos y culturales. En el ámbito de las ciencias, esto significa que, aunque la verdad se puede lograr dentro de los límites de una disciplina determinada, no existe una verdad general que sea más legítima que cualquier otra.

El lenguaje es fundamental para la construcción social


El lenguaje se rige por reglas específicas, y estas reglas del lenguaje dan forma a cómo entendemos el mundo. Como resultado, el idioma no es neutral. Enfatiza ciertas cosas mientras ignora otras. Por lo tanto, el lenguaje restringe lo que podemos expresar, así como nuestras percepciones de lo que experimentamos y lo que sabemos.

La construcción del conocimiento está impulsada políticamente


El conocimiento creado en una comunidad tiene consecuencias sociales, culturales y políticas. Las personas en una comunidad aceptan y mantienen la comprensión de la comunidad de verdades, valores y realidades particulares. Cuando los nuevos miembros de una comunidad aceptan ese conocimiento, se extiende aún más. Cuando el conocimiento aceptado de una comunidad se convierte en política, las ideas sobre el poder y los privilegios en la comunidad se codifican. Estas ideas construidas socialmente crean una realidad social y, si no se examinan, comienzan a parecer fijas e inmutables. Esto puede conducir a relaciones antagónicas entre comunidades que no comparten la misma comprensión de la realidad social.

Construccionismo social versus otras teorías

El construccionismo social a menudo se coloca en contraste con el determinismo biológico. El determinismo biológico sugiere que los rasgos y el comportamiento de un individuo están determinados exclusivamente por factores biológicos. El construccionismo social, por otro lado, enfatiza la influencia de los factores ambientales en el comportamiento humano y sugiere que las relaciones entre las personas crean realidad.

Además, el construccionismo social no debe confundirse con el constructivismo. El constructivismo social es la idea de que las interacciones de un individuo con su entorno crean las estructuras cognitivas que le permiten comprender el mundo. Esta idea a menudo se remonta al psicólogo del desarrollo Jean Piaget. Si bien los dos términos surgen de diferentes tradiciones académicas, se usan cada vez más de manera intercambiable.

Acceda a la fuente original aquí