Fuente: Socialidad

UTOPÍA Y UTOPÍSTICA EN INMMANUEL WALLENSTEIN. Por Arturo Manrique Guzmán

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Para mayores detalles, véase el DOSSIER WALLENSTEIN publicado en mi página de Socialidad.

Wallerstein, a través del concepto de la utopística, se desmarca de la utopía, que proyecta una visión ideal, incluso ilusa, de la realidad. La utopística, por el contrario, se proyecta en base a un análisis realista de los sistemas sociales, teniendo en cuenta los procesos en curso y las tendencias y alternativas históricas que emergen de estos procesos. Es precisamente en base a este tipo de análisis que Wallerstein vaticina el agotamiento histórico del capitalismo, en base a las limitaciones estructurales del proceso de acumulación de capital que se registra en el mundo actual. Estas limitaciones estructurales producen una situación caótica en todo el mundo, expresado en las diversas formas de violencia, la crisis ambiental, etc. De este caos, una vez cumplido el proceso de transición, saldrá un nuevo sistema histórico que, de ser el caso, podría ser el socialismo que, en opinión de Wallerstein, debería cumplir tres condiciones:

1) Tiene que ser un sistema en el que las decisiones económicas se tomen en base a un criterio de utilidad social y no de beneficio individual;

2) Este sistema tiene que reducir los diversos tipos de desigualdades que hay en el mundo actual y no ampliarlas; y

3) Las libertades individuales y colectivas deberán estar están profundamente arraigadas en la población, de modo que no dependan de los estados.