a través de La estafa de las revistas científicas se acerca a su fin, por George Monbiot