Fuente: 

Los hermanos/as de han denunciado reiteradas veces la contaminación de sus cultivos debido a la actividad minera de Southern.

¡El gobierno debe escucharlos! Ninguna mina vale más que la voluntad de todo un pueblo.