Fuente: La República

ALERTA. Empresa Lithium Energy Perú tiene petición que abarca 3976.69 hectáreas, la cual se superpone a esta fuente de agua.

grupo larepublicalaguna sibinacocha. Nevado lo alimenta con afluentes.

El nevado Ausangate es fuente de vida. Provee agua a decenas de comunidades y pueblos de Cusco. La propuesta de crear el Área de Conservación Regional (ACR) de Ausangate apunta a cuidar esa riqueza paisajística e hídrica, ubicada en las comunidades de Sallani y Phinaya, donde también se halla otra gran fuente de agua: la laguna de Sibinicocha.

La iniciativa cuidará 72 534 hectáreas de montañas, glaciares, lagunas, cultura y una copiosa riqueza de flora y fauna; todo, disperso entre las provincias de Quispicanchi y Canchis. La ACR nació en 2008. Un equipo recabó información. Ocho años después, en 2016, concluyó la redacción del expediente.

La aprobación del ACR, sin embargo, está suspendida. Según la gerenta regional de Recursos Naturales, Mara Cazorla, el proceso está estancado por la existencia de ocho concesiones mineras. Sucede que, entre enero y junio pasado, el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) otorgó estas ocho concesiones a la empresa Lithium Energy Peru SA. La petición abarca 3976.69 hectáreas que están en los territorios de la comunidad de Phinaya.

Lo más grave es que esas concesiones se sobreponen a hermosos ecosistemas, como son los bofedales. Estos se verían afectados en más de 160 hectáreas (ha); así como las lagunas en 22 ha, el pajonal de puna húmeda —donde pastan las vicuñas— en 2349 ha y el glaciar del Quelccaya en 1444 ha. No hay que perder de vista que el agua de las lagunas y acuíferos alimenta al río Salcca, afluente importante del río Vilcanota, del cual se provee el recurso potable al 53% de la población cusqueña en época de estío.

 

Acceda a la fuente original aquí