Fuente: 

No se oculta la verdad hostigando periodistas. No dejemos que las voces de quienes defienden derechos humanos sean calladas. Firma aquí nuestra petición: