Fuente: El Comercio

Las Bambas

(Foto: Antonio Alvarez)

Más de 200 días de tensión en el corredor minero | INFORME ESPECIAL. Alicia Rojas Sanchez

En el fundo Yavi Yavi (Cusco), propiedad de la comunidad de Fuerabamba (Apurímac), se vive una tensión constante desde el 22 de agosto del año pasado. Pero desde el último 4 de febrero, el problema se agravó.

Desde aquella fecha, los comuneros cerraron el paso a los vehículos de la empresa MMG Las Bambas, la segunda minera más importante del país, por el tramo de 12 kilómetros de la vía nacional CU-135, que cruza este fundo. Un conflicto considerado por la defensoría como uno de los más preocupantes del país por su persistencia. Hoy se cumplen 209 días desde que se inició este problema.

De acuerdo con Luis Rivera, presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, cada día la minera deja de transportar desde sus instalaciones hasta el puerto de Matarani (Arequipa) concentrado de cobre valorizado en US$6 millones.

Fuerabamba considera que se vulneró su propiedad privada al reclasificarse como vía nacional el espacio de la carretera que atraviesa su terreno, el fundo Yavi Yavi, mediante una resolución ministerial publicada el 23 de mayo del 2018 por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), y firmada por el ministro Edmer Trujillo.

Por esa razón, unos 500 comuneros, según la Junta Directiva de Fuerabamba, se trasladaron hasta esta zona de Cusco con sus familias. En este llano, ubicado a tres horas de Nueva Fuerabamba, su lugar de asentamiento en el distrito de Challhuahuacho (Apurímac), levantaron pequeñas chozas de paja a los lados de la carretera desde fines de agosto del año pasado.

El Comercio viajó esta semana a esta zona, donde rige por sexta vez consecutiva el estado de emergencia (vence el jueves 28 de marzo). En Yavi Yavi, a 123 kilómetros de Las Bambas, no hay piedras que interrumpan el tránsito –los propios comuneros obstruyen el paso de los vehículos de la mina–, pero sí un problema que podría devenir en serias consecuencias.

Las Bambas

El fundo Yavi Yavi se ubica a unas cinco horas de distancia de la ciudad de Cusco, en la región del mismo nombre. Mientras que Nueva Fuerabamba está en la región de Apurímac, a tres horas de Yavi Yavi. (Mapa: El Comercio)

-El origen-

Según el MTC y Las Bambas, ya en el 2008 existía una trocha en el fundo Yavi Yavi, abierta por sus antiguos propietarios. Cuando Las Bambas se hizo dueña de esta zona, entre el 2010 y 2011, empieza a hacer mejoras en la vía en virtud de un contrato de servidumbre.

Sin embargo, la comunidad de Fuerabamba, dueña de Yavi Yavi desde noviembre del 2011 (la minera les dio este predio como parte de un intercambio de tierras), niega que hubiera existido una trocha y asegura que la minera hizo la vía en el 2012 sin consultarles.

Pastor Paredes, director general de Asuntos Socio Ambientales del MTC, dijo a este Diario que cuando la comunidad de Fuerabamba se hizo propietaria del fundo Yavi Yavi esa carretera ya existía y era de uso público. “Esa vía fue solicitada incorporarse en el clasificador de vías en el año 2014 por el Gobierno Regional (GORE) de Cusco, que a su vez recibió el pedido de la Municipalidad Provincial de Chumbivilcas, y esta a su vez recibió el pedido de la Municipalidad Provincial de Colquemarca. Eso nos da un indicio contundente de que esa vía ya existía en ese momento, que es uno de los cuestionamientos de la comunidad. Nosotros tenemos información además de las imágenes satelitales”. Agregó que un expediente del GORE Cusco, aprobado en el 2011, señala que la vía tenía que ser mejorada porque no tendría las condiciones adecuadas para la transitabilidad. “Fue mantenida y mejorada por la empresa minera ese año. a través de las autorizaciones emitidas por el GORE en ese momento”, dijo el funcionario.

Las Bambas

Esta es una parte de los 12 kilómetros de la carretera nacional CU-135 que cruza el fundo Yavi Yavi, propiedad de la comunidad de Fuerabamba. (Foto: Antonio Álvarez/El Comercio)

 

Gregorio Rojas Paniura, presidente de la comunidad de Fuerabamba, se reafirma en que fue el 2012 el año en que Las Bambas abre la carretera en su propiedad. “Las Bambas abre una carretera el 2012, cuando ya éramos dueños nosotros. Abre una carretera sin consultarnos. En 2011 nos entregan un terreno virgen, sin la carretera que está pasando acá”, dijo el dirigente a El Comercio. Según Rojas, la minera habilitó la carretera para el transporte del mineral.

La posición de la minera Las Bambas en esta controversia es similar a la del MTC: “El propio Gobierno ha confirmado que sobre este predio ya existía una trocha. Sí podemos confirmar que existía una vía en esta zona, la comunidad conocía sobre ello y los documentos acreditan que nosotros contábamos con derechos sobre el mismo”, dijo a este Diario Claudio Cáceres, vicepresidente de Asuntos Legales de Las Bambas.

-La reclasificación y el asfaltado de la pista-

Un tema aparte, pero ligado a la vía, es el proyecto de asfaltado del corredor vial Apurímac – Cusco – Arequipa, por el cual el MTC debe realizar el levantamiento de la información predial para compensar económicamente a las comunidades por donde pasa la vía, como el predio Yavi Yavi. El 10 de enero, esta cartera se reunió con la comunidad para acordar el inicio de las evaluaciones en el tramo de 12 kilómetros que cruza su fundo y fijar el monto que se pagará. En aquella junta, se acordó tener un siguiente encuentro para informar sobre el proceso de recojo de información antes del pago y el cronograma para elaborar el expediente técnico. Ocho días después, el 18 de enero, el MTC se volvió a reunir con la comunidad y explicó que el tramo en cuestión existe desde el 2008.

Sin embargo, luego de aquellas reuniones, no se pudo iniciar con las evaluaciones. “La comunidad puso como condición en la siguiente reunión que previamente se resuelvan los problemas bilaterales con la empresa minera. Nosotros estamos en predisposición de iniciar trabajos de campo que nos permitan elaborar el expediente técnico que dé sustento a un pago futuro a la comunidad en el marco del proyecto de asfaltado de carretera”, dijo Pastor Paredes a El Comercio.

Según el MTC, era necesaria la reclasificación de la carretera CU-135 para iniciar con el asfaltado. “En el marco del convenio que teníamos, para que el MTC pueda invertir se hacía necesaria la reclasificación de esa carretera. El asfaltado está comprometido en un acuerdo marco con la provincia de Chumbivilcas”, añadió Paredes.

El gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente, explicó luego de la reunión que sostuvo el lunes 11 con el Ejecutivo, que el objetivo de mediano y largo plazo es que se asfalte la vía para mitigar los impactos por la circulación de vehículos.

La minera explicó que la elaboración del expediente técnico para el asfaltado de la vía está realizándose en coordinación con el MTC y es la tercera etapa de acondicionamiento de la pista, que ha sido antecedida por la colocación de un micropavimento. “Esta última etapa consiste en la elaboración de los expedientes técnicos para el asfaltado de la vía, donde venimos invirtiendo cerca de US$4 millones para contar con el expediente técnico que sustente el futuro asfaltado de la carretera. Todo esto lo estamos haciendo en coordinación con el MTC”, dijo Cáceres, de Las Bambas.

Las Bambas

Debido al bloqueo, la minera Las Bambas no puede trasladar el concentrado del cobre hasta el puerto de Matarani, en Arequipa- (Captura: Las Bambas)

 

Para la dirigencia de Fuerabamba, no condice la reclasificación de la carretera CU-135 como vía nacional porque en este punto solo circulan vehículos de Las Bambas. “Generalmente aquí transitan los vehículos de la minera. No hay ni un carro que pasa”, comentó. “Nosotros no tenemos conocimiento por qué razón han cambiado como vía nacional”, comentó Rojas. “La empresa ha construido esta carretera para su uso personal, para que traslade su mineral, para que saque desde el proyecto minero Las Bambas hasta Espinar”, añadió.

Rolando Luque, adjunto para la Prevención de Conflictos Sociales y la Gobernabilidad de la Defensoría del Pueblo, dijo que para avanzar en el proceso de diálogo entre la minera y Fuerabamba es necesario saber el estatus jurídico del fundo Yavi Yavi y en particular de la vía declarada como nacional.

El 29 de agosto del 2018, siete días después de haberse gestado el problema social en Yavi Yavi, esta entidad cursó un oficio a Carlos Estremadoyro, viceministro de Transportes del MTC, para solicitar la situación legal de la vía reclasificada, los mecanismos utilizados para que sea de uso público y demás implicancias legales. Sin embargo, hasta el momento no han obtenido respuesta a sus consultas. “Hemos reiterado el oficio y a la fecha el MTC no ha contestado a la Defensoría del Pueblo, de modo que está incumpliendo un mandato constitucional, que es el deber de colaboración con la Defensoría”, dijo Luque a El Comercio.

-Negociaciones-

El 13 de febrero, en CuscoLas Bambas propuso a Fuerabamba el pago de S/50 mil por hectárea para resolver la controversia social, sumando en total S/1 millón 900 mil como monto social. La comunidad, por su parte, planteó el pago de US$80 por metro cuadrado. En total, US$31 millones 200 mil por 39 hectáreas involucradas en la reclasificación.

La mina, sin embargo, considera que el pago de una compensación por el uso de esta vía nacional no es posible bajo ese concepto, sino solo como un monto para resolver la controversia. “Nosotros como empresa privada no podemos pagar a la comunidad ni a ningún otro privado una compensación por el uso de una carretera pública”, aseveró Claudio Cáceres. “Tenemos plena disposición para continuar con un proceso de diálogo y revisar los compromisos que tenemos, e incluso de ser posible poder de repente ofrecer otros proyectos de desarrollo en favor de la comunidad. Nosotros no nos negamos a eso. Pero un pago por el uso de una carretera pública es algo que no corresponde”, añadió.

El presidente de la comunidad, Gregorio Rojas, opina que la empresa debe mejorar su propuesta para llegar a un acuerdo. “¿Por qué pedimos esto? Ese terreno nunca más vamos a recuperar. Definitivamente va a irse a nombre del Estado peruano. Son 39 hectáreas que vamos a perder y nunca más seremos dueños”, dijo. “Si la empresa y el Estado están interesados en pasar por ahí tampoco estamos en contra de eso. Estamos diciendo sí, pero paga lo que es”, finalizó.

Las Bambas

Gregorio Rojas Paniura, presidente de la comunidad de Fuerabamba, junto a los demás comuneros en el fundo Yavi Yavi. (Foto: Antonio Álvarez)

 

-El rol de los asesores-

¿Cuál es el papel de los asesores de la comunidad de Fuerabamba, Frank y Jorge Chávez Sotelo? Según la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y el MTC, agentes externos estarían ejerciendo manipulación en los comuneros. Pero Fuerabamba, a través de su presidente, se distancia de esta posición.

“Nosotros vamos a insistir hasta el extremo y estamos convencidos de que la vía del diálogo es la que mejor resultados ha dado para el desarrollo del país. Tenemos que separar los intereses que puedan haber particulares con los de la misma comunidad”, dijo a El Comercio José Antonio Caro, secretario de Gestión Social y Diálogo del Viceministerio de Gobernanza Territorial de la PCM.

En esta misma línea opina Pastor Paredes, quien dice que hay una manipulación de agentes externos a la comunidad de Fuerabamba. “Es evidente que los abogados están influyendo de manera negativa en la comunidad porque cuando uno construye una infraestructura, lo que se hace es un reconocimiento a precios comerciales de la tierra. Ya sea que lo construya el MTC, lo construya el GORE, el distrito o un privado”, explicó.

Gregorio Rojas deslindó de estas posiciones, pues según dijo la asamblea tomó conjuntamente este asesoramiento legal. “Nosotros hemos ido a buscarlos. En una asamblea se presentaron los señores Chávez y mi persona también, como dirigente, he presentado a los señores son los asesores y otros también había. Entonces la comunidad decide tomar a los hermanos Chávez”. “La asamblea ha pedido a los señores para que vean todos los compromisos que hemos hecho con la empresa”, dijo Rojas.

Presentamos una línea de tiempo para revisar cada una de las fechas importantes en este camino a la resolución del conflicto.

-Salidas a la controversia-

Desde hace siete meses, la comunidad de Fuerabamba, la minera Las Bambas y el Gobierno han sostenido al menos una decena de reuniones tanto en la ciudad de Cusco, en el fundo Yavi Yavi y en Lima.

Las Bambas

Toma aérea de la comunidad de Fuerabamba reunida en el fundo Yavi Yavi, ubicado a 5 horas de la ciudad de Cusco. (Foto: Antonio Álvarez/El Comercio)

 

Entre las posiciones para la resolución del problema social, tanto la PCM como el MTC precisan que continuarán con el diálogo, pero consideran que la comunidad debe “flexibilizar” sus posturas.

“A la comunidad de Fuerabamba no le toca otra cosa que poner también de su parte, flexibilizar su postura porque lo que tenemos en Yavi Yavi es una vía de uso de todos los peruanos”, opina Caro, de la PCM. Precisa que el levantamiento del bloqueo a los vehículos de la minera es una acción necesaria. “Ellos tienen que levantar este bloqueo para que nos sentemos a la mesa y en el menor tiempo posible podamos tener resultados. Van a haber temas que van a tomar un poco más de tiempo, eso es propio de los procesos”, apuntó.

Respecto a los montos que plantea la comunidad, Paredes, del MTC, indica que es necesaria una reflexión sobre este monto. “Esperamos que la comunidad reflexione y haga una propuesta con un monto accesible, que esté referido a precios de mercado y no a las cantidades que están planteando en este momento”, dijo a este Diario.

La defensoría, por su parte, indica que para que el diálogo no debe estar condicionado a una amenaza o presión. “Estamos ante un conflicto persistente donde llegamos a momentos de estancamiento, sobre todo porque se pone como condición para continuar con el diálogo que la vía quede plenamente liberada y eso nos parece, desde el punto de vista del principio de legalidad, atendible. No se puede dialogar bajo amenaza”, dijo Luque. Añadió que el llamado de la entidad es que se deje de lado la medida de fuerza.

El gobernador Benavente, por otro lado, indica que como GORE busca dar respaldo en este proceso de diálogo, donde ellos participan como nuevo actor. “Nosotros como GORE estamos obviamente dando una característica de darle un respaldo a la comunidad, pero bajo cuestiones objetivas, y ese es nuestro principal propósito”, dijo Jean Paul Benavente.

Finalmente, la comunidad sostiene que ellos no están contra la mina, sino en favor que se indemnice lo que consideración la vulneración a su propiedad. “Nosotros estamos apostando por la minería. Aquí no es que nos están manejando abogados. Lo que la comunidad decide, nosotros también cumplimos”, dijo Rojas.

Para Las Bambas, hay una expectativa generada en la comunidad para recibir un alta suma de dinero. “En esta oportunidad creemos que hay una expectativa muy grande de la comunidad para recibir una suma de dinero demasiado elevada y que no se encuentra debidamente sustentada. Creemos que son esas expectativas acumuladas que están generando esta controversia y que no necesariamente representan el sentir de toda la comunidad y eso es importante tomar en consideración”, añadió Cáceres.

La comunidad de Fuerabamba acudiría este martes al Gobierno Regional de Cusco para continuar con el diálogo para la resolución del problema social que sigue rondando Yavi Yavi.

Síguenos en Twitter como @PeruECpe

Acceda a la fuente original aquí