a través de El efecto “ancla” de George Lakoff