Fuente: La República

Una recomendación de Rolin Cipriano Antonio

Trabajo infantil. El crecimiento económico no genera el esperado desarrollo en la población.


Explotación. La actividad informal emplea a niños para el volteado de los ladrillos crudos, previo al ingreso al horno.

Todas las mañanas hay 1 millón 67 niños peruanos entre 6 y 17 años que en vez de levantarse para ir al colegio, tienen que dirigirse a trabajar.

Esta fría cifra – difundida por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) con motivo del día mundial contra el trabajo infantil que se celebra hoy – se agrava porque muchos niños laboran sin las condiciones mínimas.

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) sostuvo que la edad mínima para acceder a un empleo es de 14 años, sin embargo, para labores agrícolas no industriales la edad mínima es 15 años, para labores industriales, comerciales o mineras 16 años y para labores de pesca industrial 17 años.

Los padres deben tramitar la autorización ante el MTPE, que se encargará de evaluar si las actividades productivas no exponen a los menores a peligros psicológicos, físicos o psicosociales.

Son trabajos peligrosos para la salud de los menores de edad y adolescentes: los trabajos de transformación de materias primas en la fabricación artesanal de ladrillos, adobes y la fabricación de lajas de piedra decorativas, la minería y explotación de canteras, la agricultura, la manufactura, la construcción, la recolección de basura y residuos sólidos, el servicio de vigilancia o actividades económicas que impliquen estar en la calle, el trabajo nocturno, entre otros.

Sunafil informó que desde abril del 2014 se retiraron del trabajo infantil a 166 menores y advirtió que Contratar menores de edad sería sancionado hasta con S/ 790 mil.

En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el MTPE realizará en Huancayo un festival con la finalidad de sensibilizar a la población y promover su erradicación.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) eligió este año el lema “Eliminar el trabajo infantil en las cadenas de producción es cosa de todos”. En el mundo hay más de 160 millones de niños que trabajan.

Acceda a la versión original aquí