Fuente:  Programa Urbano Desco

La dependencia económica es uno de los factores que hace vulnerable a una mujer a sufrir violencia doméstica porque alimenta la asimetría de poder existente en el hogar. Según el Informe Mundial sobre Salarios 2018 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) revela que una mujer que tiene hijos recibe un salario 12,9% menos que una mujer que no es madre. En cambio, un hombre que tiene hijos recibe un sueldo 5,9% más alto que un hombre que no es padre, en otras palabras, el sistema discrimina a las mujeres por ser madres en el mundo laboral (tabla 9.2 pág. 80 Global Wage Report 2018 / 19 https://bit.ly/2RhtdWO ).
Más preocupante es el porcentaje de mujeres que no tienen empleo y que eventualmente no tendrán poder de decisión y prioridad sobre su salud, educación y tiempo de ocio (30% en mujeres entre 14 a 29 años). Así como el no reconocimiento al trabajo que realizan las mujeres en el cuidado del hogar (lo cual significa una inversión de tiempo y esfuerzo), que se traduce como una labor gratuita normalizada como un sacrificio necesario. Acompáñanos a hablar un poco más de estos temas este jueves 7, 8 y 11 de marzo a las 9am en el programa “La voz de las mujeres de Lima Sur” por Radio StereoVilla 101.7

La imagen puede contener: texto