Fuente: RT TV

Perú, una sociedad anclada a la tradición en la que a la mujer aún le queda un largo camino por recorrer hasta la igualdad de género. Aunque las vías para empoderarse son escasas, algunas se están abriendo resueltamente paso por ellas mientras imaginan otras para las futuras generaciones. La corresponsal de RT Emma Torres ha hablado con estas mujeres decididas a hacerse valer pese a la resistencia de algunos hombres y a la presencia invisible de una mentalidad que las relega a un segundo plano.

A pesar de que Perú es un país en el que la proporción entre hombres y mujeres se reparte casi por igual, el problema de la desigualdad todavía persiste en la sociedad del país latinoamericano. El Ministerio de la Mujer es la institución que trabaja precisamente para transformar la actual discriminación en igualdad.

“Aún no podemos decir que hemos alcanzado la paridad en el acceso al empleo”, señala Silvia Loli, viceministra del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que añade que “las mujeres todavía están ganando alrededor de 30 % menos que los varones por el desarrollo de la misma labor”.

Sin embargo, algunas iniciativas educativas están intentando combatir la desigualdad desde las edades más jóvenes. Entre ellas está el proyecto MaCTec Perú, que a través de clases gratuitas busca acercar a las niñas peruanas a la ciencia, un campo tradicionalmente dominado por varones. “El proyecto ha recibido reconocimiento incluso de la UNESCO”, destaca Emma Torres. “Ya tenemos seis años de operaciones y cada vez tenemos más acogida dentro de la comunidad”, dice Javier Navarro, director científico y fundador de MaCTec Perú.

“Mactec nació con la idea de introducir un cambio sustancial en el país, creando la primera generación de científicas peruanas que cambien el mundo, y ya han encontrado un conjunto de niñas sensibles a la cultura científica”, señala la presentadora.

Este no es el único proyecto de este tipo. Fab Lab es una red de laboratorios de experimentación en fabricación digital, una iniciativa del MIT que en Perú se ha replicado en el Fab Lab Woman, destinado específicamente a mujeres. Delia Barriga, directora ejecutiva de Fab Lab Perú, explica que su objetivo consiste precisamente en que la brecha entre mujeres y hombres que existe en ciencia y tecnológica “se acorte”.

Fuera de la desigualdad laboral, uno de los problemas sociales fuertes que está afrontando Perú es la la violencia contra las mujeres. “Aunque desde diversas profesiones las mujeres han logrado grandes avances en pro de lograr una igualdad y respeto a sus derechos, los feminicidios y ataques violentos contra las mujeres no se han podido frenar”, destaca Torres.

Según las estadísticas oficiales, en el período entre 2011 y 2015, 556 mujeres han sido asesinadas en la tipificación de feminicidio. “La mayoría de estas víctimas fueron asesinadas por quien era en ese momento o había sido su pareja sentimental“, indica la presentadora.

“Mujeres emprendedoras, luchadoras inalcanzables, activistas, profesionistas exitosas: en Perú puedes ver estos rostros de mujeres que tienen una historia detrás y que cada día luchan no solo por sus derechos, sino también por el de sus familias, por salir adelante, por lograr una igualdad que pareciera aún está lejana de alcanzarse”, concluye la periodista.

 

Acceda a la fuente original aquí