Fuente: La República

“Hoy más que nunca toca hablar de enfoque de género. Hoy más que nunca tenemos que entender que este debate es por la equidad”.

El 75% de los casos de cáncer en el Perú son detectados en los estadíos más avanzados. De hecho, de acuerdo a los oncólogos,  para combatir eficazmente al cáncer se necesitarían 5 INEN más en el país. Esta es una enfermedad muy seria, así como es serio hablar de los más de 50 mil pacientes con VIH. Seguro hay muchos más con el virus pero sin acceso a un diagnóstico médico.

En lugar de discutir temas serios, los congresistas de Fuerza Popular no tuvieron mejor idea que burlarse de estas terribles cifras presentando un proyecto de ley que textualmente afirma que “el enfoque de género produce, entre otros efectos negativos, el sida (sic) y cáncer” (PL 03795). Si bien la vocera del proyecto ha sido la congresista Arimborgo, otros 7 congresistas, incluido Carlos Tubino, avalaron con su firma esta iniciativa. Luego de la vergüenza pública, Tubino ha tenido que pedir retirar este proyecto.

Detrás de esto hay dos asuntos graves. El primero: Tenemos a los peores congresistas, en serio. ¿Leer da Alzheimer? ¿El enfoque de género da cáncer? El segundo es que se está buscando cualquier excusa -así sea esta patinada- para evitar que el enfoque de género sea uno transversal a todas nuestras políticas públicas.

Hoy más que nunca toca hablar de enfoque de género. Hoy más que nunca tenemos que entender que este debate es por la equidad, no para que las mujeres estén por encima de los hombres , sino para que las mujeres no sean asesinadas, para que no haya más muertes a causa del odio, del machismo. También para que las mujeres tengan la oportunidad de obtener los mismos salarios, el mismo acceso a la salud y educación, el mismo trato en las comisarías que un hombre cuando vamos a plantear una denuncia.

La cifra de feminicidios va en aumento este año en nuestro país. Ya son seis las mujeres asesinadas en lo que va de este 2019.

El último caso ocurrió el pasado viernes: Sandra Medina estuvo secuestrada durante doce días por su pareja, quien terminó envenenándola y abandonándola muerta en su casa. Ahora hay 4 niños en la orfandad, incluida una menor de solo 7 meses, hija del asesino.

En total son 489 los casos de feminicidio en los últimos cuatro años y según el Ministerio de la Mujer, solo el 2% de estos casos han culminado con una condena para los responsables. Si vemos las cifras de lo que va del año, de los 6 casos que se han hecho públicos, solo hay 4 detenidos.

A la hora de plantear sus pachotadas, los congresistas  deberían recordar que el feminicidio es un crimen de género, en donde los agresores tienen el móvil de dominar y ejercer control sobre la mujer, por ello, muchos feminicidios vienen acompañados de situaciones de acoso y violencia previas. Si no podemos cambiar la mentalidad de los congresistas, toca cambiarlos a ellos. Lo siento por la institucionalidad, pero en buena hora tendremos un nuevo Congreso el 2021.

 

Acceda a la versión original por este enlace