Fuente: Agencia Andina

Se trata de una las principales medidas para enfrentar los embates del cambio climático

Qocha (laguna) en Cuzco. Foto: Cortesía.

Qocha (laguna) en Cuzco. Foto: Cortesía.

El ministro de Agricultura y Riego, Gustavo Mostajo anunció hoy que la meta del actual Gobierno es lograr la instalación de 1,250 qochas (reservorios naturales de agua) al bicentenario, como una de las medidas para enfrentar el cambio climático.

Así lo anunció hoy desde la zona del dique de la qocha situada en el distrito de Pomacanchi (provincia de Acomayo), ubicada a 4,306 metros sobre el nivel del mar.
En ese sentido, adelantó que el 2019 se inaugurarán 300 qochas a nivel nacional, que permitirá el riego de nuevas áreas de cultivos y enfrentar con éxito los efectos del cambio climático.
Precisó la permanente preocupación del Gobierno por los impactos del cambio climático no solo en la población sino en la actividad agropecuaria.

Sierra Azul

En tal sentido, el ministro Mostajo subrayó que los proyectos de siembra y cosecha de agua, que impulsa el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) a través del proyecto Sierra Azul, resultan gravitantes en la provisión de agua en el agro.
Indicó que solo en la región Cusco se pondrán en marcha 17 qochas en este mes junto a las 101 que se efectuarán en el resto de regiones, lo que representará un beneficio directo de las familias campesinas altoandinas, cuyos dependen principalmente de la actividad agrícola y pecuaria.
Mostajo culminó su visita a esta región con la inauguración del dique de la qocha en Pomacanchi, que tendrá una capacidad de almacenamiento de 13,284 metros cúbicos de agua. La qocha en ese distrito beneficiará a más de 7,200 familias.
Las acciones del Gobierno es asegurar el suministro de agua a las comunidades alto andinas, con la que puedan garantizar un adecuado trato de sus cultivos, preparar pastos para alimentar a sus animales y luego –incluso- desarrollar cadenas productivas y comercializar sus productos.

Pastos cultivados

De otro lado, recalcó que la meta del Ejecutivo es duplicar de 150,000 a 300,000 las hectáreas de pastos cultivados, a fin de impulsar la producción de leche, carne, fibra, entre otros.
Finalmente, el ministro adelantó que en el Cusco se instalarán 3,500 hectáreas de pastos cultivados, pero la meta es llegar a las 5,000 hectáreas, contando con el apoyo de autoridades locales y comunidades campesinas.
Acceda a la versión original en este enlace