Fuente: Perú21

A través de un pronunciamiento público, dicho órgano colegiado afirma que eventual aceptación de esta solicitud sería una “mala señal” para la defensa de los derechos humanos.

Alan García

Estudiantes uruguayos recuerdan que García está involucrado en denuncias de coimas de Odebrecht. (USI)

La Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay (FEUU) se pronunció hoy en contra del pedido de asilo del ex presidente Alan García y refirió que su eventual aceptación por parte del gobierno de Tabaré Vásquez sería una “mala señal” en su política de respeto a los derechos humanos.

“Desde la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay queremos expresar nuestro más profundo rechazo al pedido de asilo político solicitado por el ex presidente peruano Alan García en nuestro país”, sostiene el comunicado en el que, además, se hace una reseña de anteriores imputaciones al líder aprista.

“Este (Alan García) ha sido acusado en repetidas ocasiones de ser responsable de crímenes de lesa humanidad. Entre ellos podemos destacar las masacres llevadas a cabo en los penales de El Frontón y San Juan de Lurigancho (sic) quienes cobraron 118 y 124 vidas respectivamente, en manos de las fuerzas policiales. García también estuvo involucrado en escándalos de enriquecimiento ilícito, concesiones millonarias y coimas con empresas como Odebrecht. Asimismo, se lo involucra en la responsabilidad de ser gestor de un gran número de indultos a grandes narcos del Perú. La lista sigue”, agrega

FEUU – URUGUAY@asceepfeuu

Desde la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay expresamos nuestro más profundo rechazo al pedido de asilo político solicitado por Alan García.

La Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay, cabe señalar, agrupa a un total de 22 centros y asociaciones de estudiantes que funcionan en cada facultad o escuela profesional de las distintas universidades de ese país.

En su pronunciamiento, ese órgano colegiado agrega que las características del pedido de asilo solicitado por Alan García “son inaceptables” y agrega que su aceptación “sería otra mala señal de parte del Estado uruguayo en cuanto a la defensa de los derechos humanos y marca su complicidad con quienes no hacen más que violarlos”, precisa.

La intervención de la FEUU en el caso García se produce días después de que una delegación de parlamentarios del Frente Amplio viajara a ese país para desvirtuar la argumentación del ex candidato presidencial de que es víctima de una persecución política.

Acceda a la versión orignal aquí