Globalización, término contemporáneo para un fenómeno tan añejo como el sistema histórico mismo[1], ha venido a representar paradójicamente todas las bondades y maldiciones de la modernidad. Y probablemente esta conjetura sea cierta, pues “globalización”, además de significar esparcir algún tipo de bien (ya sea abstracto o material) por todo el mundo, también es signo de […]

a través de Indígenas y Modernización [Indigenous Peoples and Modernization] — Alex Garcia Topete