Fuente: Mesa de Discapacidad y Derechos

Una recomendación de Alheli Málaga Sabogal (UNMSM)

PRONUNCIAMIENTO

LA MESA DE DISCAPACIDAD Y DERECHOS SALUDA LA REFORMA DEL CÓDIGO CIVIL EN MATERIA DE CAPACIDAD JURÍDICA DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD.

¡Se acabó la interdicción de las personas con discapacidad!

Desde la Mesa de Discapacidad y Derechos saludamos la aprobación del Decreto Legislativo 1384 que reconoce y regula la capacidad jurídica de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones. Esta Reforma del Código Civil representa un hito en el reconocimiento de la ciudadanía plena de las personas con discapacidad.

En el Perú, las personas con discapacidad han visto anulada su capacidad para ejercer sus derechos: No podían votar, abrir una cuenta en el banco, decidir dónde y con quién vivir o casarse, firmar un contrato de trabajo o un consentimiento informado para tratamientos médicos, acceder al sistema de justicia, etc. Eran consideradas personas que no podían decidir sobre sus propias vidas.

Por ello, durante años, han venido luchando por una Reforma que reconozca su capacidad jurídica y prohiba su “muerte civil”.
Las organizaciones de la Mesa de Discapacidad y Derechos hemos sido partícipes de esta lucha a través de una Comisión extraordinaria encargada de monitorear y presentar comentarios durante el proceso de elaboración del Proyecto de Ley de la Reforma. Se trabajó mucho, además, en la incidencia política y el trabajo directo con las personas con discapacidad y sus familias, a través de capacitaciones.
Por fin, el trabajo ha dado resultado, la esperada Reforma ha llegado, y queremos agradecer a todas las organizaciones de y para personas con discapacidad por el esfuerzo y trabajo durante este largo proceso por el reconocimiento de ciudadanía plena de todas las personas con discapacidad. Asimismo, saludamos la voluntad política del Poder Ejecutivo al aprobar esta importante Reforma. Con ella, el Estado se adecúa a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y elimina una importante barrera normativa que por tanto tiempo ha limitado y anulado los derechos de este colectivo.
A partir de esta nueva ley, no habrá más interdicción ni anulación de derechos y las personas que requieran asistencia para el ejercicio de sus derechos podrán acceder a distintos regímenes de apoyo para la toma de decisiones. Celebramos este gran avance para la inclusión plena de la persona con discapacidad en la sociedad.
Al mismo tiempo, Desde la Mesa de Discapacidad y Derechos, consideramos que este importante avance implica nuevos retos. Por ello, estaremos alertas a la implementación adecuada, en todas las instancias públicas y privadas, de las disposiciones del nuevo Código Civil. Para empezar, estaremos pendientes de la elaboración y publicación del Reglamento sobre Apoyos. El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables tiene un plazo de 180 días contabilizados a partir del 4 de setiembre del presente para publicar el mencionado Reglamento y, desde las organizaciones de personas con discapacidad que conforman la Mesa, nos comprometemos a ejercer nuestro derecho a la consulta y, así, ser parte activa del proceso de elaboración del mismo.
Por último, instamos a los funcionarios públicos de los sistemas de justicia, salud, educación, trabajo así como a las entidades privadas a adoptar todas las medidas necesarias para implementar la Reforma.