Fuente: Tecnológico de Monterrey

niña en salón de clases

Según el Banco Mundial, el mundo todavía está lejos de garantizar educación para todas las niñas. En los países de ingreso bajo sólo una de cada tres niñas termina el primer ciclo de la escuela secundaria. Imagen: Bigstockphoto

 

Si todas las niñas en el mundo completaran 12 años de educación, el ingreso a lo largo de toda la vida de las mujeres podría aumentar entre 15 billones y 30 billones de dólares, estima el Banco Mundial.

Según el reporte “Missed Opportunities: The High Cost of Not Educating Girls”, realizado por el Banco Mundial, con apoyo de Children’s Investment Fund Foundation, the Global Partnership for Education y Malala Fund, en los países de ingreso bajo sólo una de cada tres niñas termina el primer ciclo de la escuela secundaria.

“No podemos seguir dejando que la desigualdad de género ponga obstáculos en el progreso mundial (…) Es hora de cerrar la brecha de género en la educación y dar a las niñas y los niños las mismas oportunidades para triunfar, por el bien de todos”.  Afirmó Kristalina Georgieva, directora general del Grupo Banco Mundial

Según el informe, si todas las niñas completaran secundaria:

  • Estarían más capacitadas para ser más saludables y para formar familias menos numerosas. Sus hijos tendrían menores riesgos de contraer enfermedades y morir, además de mayores posibilidades de repetir éxitos de sus padres.
  • Ganarían el doble de sueldo que las niñas que solo completan primaria o un nivel inferior.
  • Se podría erradicar el matrimonio infantil y reducir en 75% el riesgo de ser madres antes de los 18 años.
  • Se podría contribuir a disminuir 0,3 puntos porcentuales en el crecimiento demográfico mundial; esta reducción en el crecimiento poblacional podría generar 3 billones de dólares en beneficios anuales.
  • En los países en desarrollo, se podría aumentar el conocimiento sobre las enfermedades venéreas como el VIH/SIDA.
  • Se podría reducir el riesgo de violencia de pareja y disminuir el riesgo de mortalidad de menores de 5 años.
  • Se podría contribuir a aumentar la toma de decisiones de las mujeres en sus hogares.

“Cuando 130 millones de niñas no pueden convertirse en ingenieras, periodistas, o directoras ejecutivas de una empresa porque la educación está fuera de su alcance, el mundo pierde billones de dólares que podrían ayudar a fortalecer la economía mundial, la salud pública y la estabilidad”. Declaró Malala Yousafzai, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 2014 y cofundadora del Fondo Malala.

Este año, un reporte de la UNESCO afirmó que el mundo todavía está lejos de garantizar educación para todos los niños, adolescentes y jóvenes, de cualquier género. En el 2015, había 264 millones de niños y jóvenes de primaria y secundaria sin acceso a escuela.

Los estatutos de la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU señalan que: “No es posible realizar todo el potencial humano y alcanzar el desarrollo sostenible si se sigue negando a la mitad de la humanidad el pleno disfrute de sus derechos humanos y sus oportunidades”, sin embargo, sólo el 44% de los países se han comprometido a lograr esta equidad educativa.

Acceda a la versión original aquí