Fuente: La República

Martín Benavides Abanto precisó que de acá a fines de diciembre habrá universidades que serán cerradas porque no lograrán cumplir con el proceso de licenciamiento.

Vigilante. Benavides asegura que la Sunedu ha sido respetuosa de la autonomía universitaria y no cree que algún rector pueda demostrar lo contrario.

Esta entrevista con el jefe de la Sunedu se realizó días antes de que se conozca que su institución evalúa dar luz verde a nuevas filiales de universidades pese a la prohibición vigente y antes de que el primer ministro César Villanueva y el ministro de Educación, Daniel Alfaro, se reunieran con los rectores de la Asociación de Universidades del Perú (ASUP), quienes son opositores a la reforma universitaria. Benavides responde.

 

¿Cómo ha tomado la posición de un grupo de rectores (de la ASUP) que se ha declarado en rebeldía a la Ley Universitaria?

No me parece que estén en rebeldía, muchos de ellos, a través de sus universidades, vienen participando en el proceso de licenciamiento. Yo me he reunido con muchos de estos rectores y hemos encontrado muchos elementos en común y les he invocado a trabajar juntos en la continuidad de esta reforma que ya viene dando mejoras en las universidades.

¿No le preocupa que bajo la queja de que se viola la autonomía universitaria pretendan los rectores integrar la Sunedu y luego ellos mismos sean los que elijan al jefe de la entidad, como pasaba con la extinta Asociación Nacional de Rectores (ANR)?

Me preocupa como persona interesada en la mejora de la universidad peruana. Yo creo que ese modelo (ANR) ya tuvo su momento con resultados que claramente conocemos. A partir de eso aparecieron nuevas ideas sobre la regulación y, entre ellas, amparadas en la ley, está el hecho de que exista un ente regulador como la Sunedu con un espacio claro y muy autónomo como es su Consejo Directivo. En este intervienen personas del mundo universitario elegidos por concurso público. Tenemos, en estos momentos, a un ex vicerrector de San Marcos y otro exdecano de la Universidad Nacional de Piura y se sumará un representante de la universidad privada, otro más y mi reemplazante. Yo tengo experiencia en investigación y garantizo que en el Consejo Directivo de la Sunedu está representada la experiencia universitaria.

A pesar de que sea un ente adscrito al Ministerio de Educación, como se le critica…

Lo que puedo decir es que la Sunedu, tal como está funcionando ahora, no ha tenido ninguna actuación que ha vulnerado la autonomía universitaria o que haya sido, digamos, discrecional o politizada.

¿No es estar en rebeldía que mediante un proyecto de ley los rectores de la ASUP -representantes del mundo universitario- intenten borrar toda palabra de licenciamiento, quitándole a la Sunedu las facultades fiscalizadoras, como dice el excongresista Daniel Mora, hasta convertirla en una mesa de partes?

Es que yo no sé si es que en ese proyecto de ley estén representando al mundo universitario, el cual está representado por estudiantes, que yo no creo que estén de acuerdo con el proyecto de ley. También están ahí los académicos y profesionales de investigación y que saben sobre la importancia del licenciamiento en el proceso de mejora de la universidad peruana.

¿El proyecto de ley viene de un grupo de rectores que tiene ciertos intereses?

Ni siquiera (eso), porque como digo me he reunido con varios rectores y ni uno me ha mostrado esa intencionalidad. Sin embargo, creo, y por eso estamos trabajando con diversos gremios, que la Ley Universitaria tiene elementos de discusión, pero aquellos sustantivos no son los que están planteados en ese proyecto sino en otros. Creo que debemos evaluar lo que se ha aprendido en estos tres años de implementación. Todas las leyes son perfectibles. Lo que quiero decir es que el monopolio de la discusión de la Ley Universitaria no debe venir del mundo político sino del académico.

Percibo que no sienta una posición firme como jefe de la Sunedu, luego de conocerse estas acciones de los rectores…

No es así. Lo que creo es que el proyecto de ley sería un error. Primero, porque ya tenemos un Consejo Directivo independiente y porque el licenciamiento está dando resultados. Todas las universidades licenciadas (que son 38), si se les compara del inicio al fin del proceso, han tenido impactos positivos en mejora de calidad a todo nivel: investigación, gestión, bienestar de estudiantes, infraestructura, laboratorios. Segundo, la Sunedusiempre ha respetado la autonomía universitaria. Que me demuestre alguno de esos rectores (de la ASUP) un solo caso donde se haya violado. Todo es un discurso sin ningún contenido.

Vemos que la postura de estos rectores no ha cambiado. Desde el inicio señalaron que la Sunedu viola la autonomía universitaria. Es algo raro, ¿no?

Sí se están demostrando resultados con el licenciamiento y se ve que el sistema universitario está avanzando, sinceramente no tengo claro cuál es el interés de este grupo. Si le sacamos el contenido académico de fondo a estas iniciativas nos quedamos con poco o nada. Me queda claro que hay mucha coincidencia de acciones contra la Sunedu. Como le repito, en las reuniones que he tenido con rectores y congresistas no me han hablado sobre este proyecto de ley. Quizá porque una cosa es la cúpula y otra los miembros de esta asociación de universidades.

¿Aceptaría reunirse con los dirigentes de la ASUP?

Sí, me reuniría con ellos.

Usted habló de lo político, los rectores tienen el respaldo de varios congresistas que apoyan cambios radicales en la Sunedu…

Siempre en la universidad se hace política, pero lo que me llama la atención es que en estas discusiones políticas que se dan desde el Congreso no hay interés en mejorar la universidad sino se ve que quieren debilitar la reforma universitaria. En la actualidad, sí hay una confluencia de varios elementos que a mí me llama la atención. En los últimos dos meses tenemos un Órgano de Control Interno (OCI), además dos de Contraloría y una de la comisión de Educación del Congreso. ¿Qué institución tiene esas cuatro auditorías en simultáneo? ¿Acaso la Sunedu es una institución donde hay evidencias de un nivel de corrupción? Sin ninguna duda hay un interés de desprestigiar la labor de la Sunedu. Quieren encontrar cosas donde sea.

Estas investigaciones empezaron con lo que denunció la saliente jefa de Sunedu, Flor Luna Victoria, con respecto a supuestas irregularidades en consultorías y publicidad…

Yo, hasta el momento, no tengo ningún documento que me señale que haya habido actos de corrupción en publicidad y contratación CAS. Aunque ha habido algunos procesos administrativos como ocurre en todas las instituciones públicas y nosotros estamos tomando correcciones. La Contraloría, además, empezó una auditoría sobre el proceso de licenciamiento y otra sobre la contratación CAS.

La Ley Universitaria se aprobó con el lema de cerrar las universidades ‘chicha’. ¿Cuándo va a ocurrir todo esto?

Si una universidad no logra demostrar que cumple con las condiciones básicas de calidad, no podrá obtener el licenciamiento y tendrá una denegación de su autorización de funcionamiento. Tras ello, nosotros tenemos otra responsabilidad también con los estudiantes que ingresaron a estas por falta de información y confiaron en ella.

Pero, ¿cuándo sucederá eso?

Nosotros estamos trabajando en una normativa que quiere reflejar que el proceso de licenciamiento acabará en mayo del 2019. En el ínterin, ciertamente, de acá a fines de diciembre, habrá universidades que no tendrán su licenciamiento y serán cerradas.