La imagen puede contener: 2 personas, multitud y exterior
Cnddhh PerúMe gusta esta página

La CNDDHH denuncia la forma en la los estudiantes que protestaban en la UNMSM sufren “una campaña que desnaturaliza sus demandas y los estigmatiza en forma irresponsable por ejercer el legítimo derecho a la protesta”

SOBRE SAN MARCOS, EL DERECHO A LA PROTESTA Y LA NECESIDAD DE RESOLVER LOS CONFLICTOS A TRAVÉS DEL DIÁLOGO DEMOCRÁTICO

COMUNICADO

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), ante la información aparecida en diversos medios de comunicación sobre la medida de protesta de las y los estudiantes y gremios estudiantiles de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), se apersonó a dicha casa de estudios y constató lo siguiente:

1. Que la toma del campus universitario por parte de las y los estudiantes es una medida de protesta suscitada ante el cierre de los canales institucionales de la UNMSM, para tratar las demandas planteadas por los estudiantes a sus autoridades desde hace varios meses. En el actual contexto de protesta se abrió un canal de diálogo que se interrumpió después que el rectorado emitiera una Resolución autorizando el ingreso de la PNP al campus universitario.

2. Que resulta imperioso que las y los estudiantes y autoridades universitarias re-establezcan los canales de diálogo que faciliten el tratamiento adecuado y democrático de las demandas estudiantiles. Hemos constatado -hasta casi la medianoche del día de ayer- que las y los estudiantes están buscando el diálogo con el rector y sus autoridades, apelando a la mediación y voluntad de los congresistas Edgar Ochoa y Hernando Cevallos, así como de la Defensoría del Pueblo y de la CNDDHH.

3. Que las y los estudiantes se encuentran preocupados por las decisiones de sus autoridades que afectan su formación profesional, y que no garantizan que la reciente implementación de los Estudios Generales se haga en forma debida y con docentes calificados. Por el contrario, les preocupa que sus autoridades, así como diversos medios de comunicación, se sumen a una campaña que desnaturaliza sus demandas y los estigmatiza en forma irresponsable por ejercer el legítimo derecho a la protesta.

Ante estos hechos, exhortamos a las y los estudiantes y autoridades de la histórica Universidad Nacional Mayor de San Marcos a reiniciar el diálogo y encontrar la mejor solución y/o trato adecuado a las demandas planteadas, al Ministerio Público y a la fiscalía para la prevención del delito a que se apersone y garantice la legalidad de los hechos, a la Defensoría del Pueblo y a la Policía Nacional del Perú a facilitar la solución pacífica del conflicto y delicada situación por la que atraviesa esta histórica casa de estudios.

Finalmente, exhortamos a la ciudadanía en general a mantenernos vigilantes para que esta protesta se canalice democrática y pacíficamente.

Lima, 06 de abril de 2018